“El cierre de La Casona es sólo un paso más”, evaluó el padre de Martín Castellucci

pin_martin_castellucciAnoticiado del cierre definitivo del boliche, Oscar Castellucci convocó a una concentración frente al Congreso nacional para pedir “justicia” por la muerte de su hijo. En diálogo con Auno, el hombre se distanció de Blumberg: “Él tiene una impronta represiva”, afirmó.
Por Luis Paz

“Que hayan decidido el cierre definitivo de La Casona me hace creer; pero es sólo un paso más, una reivindicación simbólica que arrima justicia.” De esta manera se expresó Oscar Castellucci al conocer la decisión de la Municipalidad de Lanús de cerrar definitivamente el boliche bailable donde su hijo Martín recibió una golpiza de patovicas que le habría provocado la muerte.
En diálogo con Auno, el hombre se mostró prudente y esperanzado: “Yo creo en la justicia, pero la Justicia tiene que ayudarme a creer”, manifestó para convocar un acto que el próximo jueves realizarán familiares y amigos del joven fallecido, en la Plaza de los Dos Congresos, para exigir “verdad, memoria y Justicia”.
La decisión de hacer una concentración en Capital Federal y no en Lanús –lugar donde hace una semana hubo una movilización que culminó con destrozos en el boliche donde castigaron a Martín- tuvo que ver con que la familia “prefirió hacerlo en un espacio simbólico” como lo es el Congreso nacional.
Ese sitio también había sido elegido por Juan Carlos Blumberg para su primera y multitudinaria marcha tras la muerte de su hijo Axel. No obstante, Castellucci se distanció del ingeniero candidateado por el PRO al aducir que “más allá de compartir el dolor de la pérdida de un hijo, Blumberg tiene una impronta más represiva”.
La misma posición adoptó con Alejandro Bragagnolo, padre Matías, el adolescente muerto en Palermo: “Discernimos en criterios porque él tiene una visión más nihilista, que la comprendo porque lleva muchos meses pidiendo justicia. Pero yo necesito creer en algo”.
Castellucci no considera que episodios como el que le costó la vida de su hijo pueda resolverse cambiando el modo de custodiar los boliches porque, argumentó, “la solución no es una cuestión de personal (de seguridad) público o privado, sino de capacitación. La solución no es más represión y más policías, sino formar gente que cuide a los chicos y no al boliche”.
De la misma manera opinó que el abuso de autoridad contra Martín no tuvo que ver con una situación de inseguridad en la provincia de Buenos Aires, ya que el caso “podría haber sucedido en cualquier lado”.
Para el hombre, “la responsabilidad moral y absoluta (de lo ocurrido en La Casona) es del dueño del local”, en tanto que “la (responsabilidad) material es de los que pegan, de los que sólo acatan las órdenes de su jefe”.
“Cuidar a nuestros pibes –añadió- es una tarea de mucha responsabilidad que no se le puede dejar a un empleado que gana 50 pesos por noche y es contratado por el sólo hecho de ser un músculo grande.”
Del mismo modo, relacionó los hechos de violencia en esos comercios nocturnos con la discriminación: “Si todos entraran libremente sin ser discriminados, no habría problemas. Acá, violento es el que dice ‘vos entrás, vos no’”.
El acto previsto para el próximo jueves fue “a pedido” de los amigos de Martín, que no lo habían podido despedir. Al respecto, Castellucci reconoció haber sido contactado por algunos padres de las 194 víctimas del incendio de República Cromañón, como así también por representantes del Centro de Protección de los Derechos de la Víctima del Gobierno bonaerense y el Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi); “todos nos manifestaron su deseo de estar presentes en el acto para apoyar nuestra causa”.
De acuerdo con lo ofrecido por las organizaciones y lo previsto por los responsables del acto, se repartirán folletos para concientizar a los chicos y jóvenes sobre sus derechos a fin de que sepan qué hacer frente a un acto de violencia o discriminación; los amigos de Martín repartirán volantes que cuentan la historia del joven fallecido a los 20 años.
Respecto del cierre del local dispuesto por la Municipalidad de Lanús, Castellucci deseó que “ojalá que no lo abran más ni pongan otro local bailable allí. Según tengo entendido, allí se vendía alcohol a menores y no se pedían documentos en el ingreso. Ahí uno se da cuenta que lo importante para los dueños es la plata. Y lo importante tienen que ser los pibes”.

LP-AFD

Origen: http://www.auno.org.ar/leer.php/2652

Agregar comentario

Los campos marcados con * son obligatorios. Tu email no será publicado