CONSTITUCIÓN DE LA NACIÓN ARGENTINA

Artículo 16 – La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento. No hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas.

Agregar comentario

Los campos marcados con * son obligatorios. Tu email no será publicado