MARTÍN ESTUVO PRESENTE EN CENTENARES DE CORAZONES EL DÍA DEL ACTO POR EL TERCER ANIVERSARIO DE SU ASESINATO

Alika llegó, se subió al escenario y, parándose ante la nutrida concurrencia, se dirigió a ella y dijo: “Estamos acá por Martín”. Y enseguida, como para que no quedaran dudas de su compromiso con nuestra convocatoria, abrió la actuación con su tema “Costumbre de matar”.

Antes, Oscar Merlo y Oscar Castellucci habían anunciado su inminente actuación, mientras leían las adhesiones al acto.

El papá de Martín había ido, además, desgranando los porqués del acto; y, sobre todo para el numeroso grupo de pibes asistentes que estaban allí convocados por Alika, recorrió la historia del caso y habló de los ideales de la Asociación. Afirmó que el objetivo de la convocatoria era “por una lado, recordarlo a Martín, para que el hecho no se olvide y, por otro, crear conciencia de que tenemos que juntarnos para cambiar las cosas”.

La heterogénea composición del público parecía ideal para ese objetivo: allí estaban los convocados por la propuesta de la Asociación, entre ellos, muchísimos familares de víctimas; y los seguidores del comprometido reggae de Alika, con su inconfundible apariencia rastafari. Eso estuvo verdaderamente bueno. Sobre todo porque compartieron un mismo espacio y se unieron en un objetivo común: el recuerdo emocionado de Martín. El espíritu de la tolerancia y la no violencia sobrevolaron permanentemente el lugar.

“Aquí, hay dos tipos de público -dijo Oscar-, por un lado, los jóvenes que quieren escuchar la música que les gusta y, por el otro, los papás que, al igual que yo, han perdido a sus hijos de manera violenta y evitable. Este tipo de encuentros son indispensables para crear conciencia acerca de las cosas que debemos cambiar para conseguir vivir en una sociedad con paz y sin impunidad”.

Al retirarse Alika del escenario, después de interpretar durante media hora seis de sus temas, ratificó la idea de la necesidad del compromiso para lograr un cambio: “Si no somos parte de la solución, somos parte del problema”.

Después, se leyeron algunas de las adhesiones pendientes; y Oscar Castellucci cerró el acto con palabras breves, pero emotivas y contundentes: “No queremos que a nadie le vuelva a pasar lo mismo que a Martín. Por eso, desde la Asociación Civil que lleva su nombre, pensamos que la mejor manera de lograrlo es comenzando a construir una nueva sociedad a partir del diálogo entre todos los sectores”.

Poco antes de que se iniciara la actividad, el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, se hizo presente para llevar su saludo y solidaridad a la familia de Martín, lamentándose porque sus obligaciones le impedían quedarse hasta el cierre. Estuvo acompañado por el Jefe de Gabinete, Héctor Bonfiglio; el secretario de Gobierno, Juan Carlos Viscelino; la directora de Habilitación Comercial, Lara Villaba y la directora de Ceremonial, Martha Motet.

Oscar Castellucci aprovechó la oportunidad para agradecerle a Díaz Pérez la irrestricta colaboración recibida por parte del municipio para la organización del acto -con el aporte de toda la logística necesaria- bajo la eficiente coordinación de la directora de Derechos Humanos, Mabel Gagino, una histórica colaboradora de nuestra Asociación, secundada por Nahuel “Leo” Papaleo.

Entre los funcionarios provinciales presentes, se encontraban Edgardo Binstock, ex secretario de Derechos Humanos y actual subsecretario de Atención de Adicciones; y Alberto Palacios, director general del Centro de Protección de los Derechos de la Víctima (CPV). Estuvieron también Leandro Nazarre, secretario general de SUTCAPRA, con una delegación del sindicato que colaboró en el ordenamiento del acto; Ángel Merlo, presidente del Colegio de Arquitectos Distrito I de la provincia de Buenos Aires; Luis Lobo, de la delegación local del SUTERH; y Norma González, la coordinadora del centro de día “La Esperanza” de San Francisco Solano (que es apadrinado por nuestra ACMC).

Asistieron muchos familiares de víctimas, varios de ellos vinculados al Foro comunitario por los derechos de la víctima (FOCODEVI), como Gustavo el papá de Natalia Melmann; Raquel Soprano y Jorge, los papás de Mariano Witis; Rosa García, la mamá de Maxi González; Patricia Marco y Edgardo, los papás de Emmanuel Salafia; Ramona Ruíz Díaz y Julio, los papás de Leandro Bazán; Ayelén, la hermana de Matías “Pato” Cardozo; Eugenia Vázquez, la hermana de Andrea Viera; y Silvia Baquero, de AVISE.

Además, estuvieron Norma Bonelli, la mamá de Carla Arduini; los familiares de Diego Ruíz (su mamá y sus hermanos); Nora Ribaudo y Eduardo, los papás de Marcelita Iglesias; Pablo y Mercedes, los papás de Lautaro Blanco, víctima de Cromañón; Carina Catrufo, la mamá de Héctor “Pelusa” del Campo; Liliam Sapiro y Carlos, los tíos-papás de Silvina Raneri, también víctima de Cromañón; y Patricia Villamayor, la mamá de Patricio Sánchez.

Es preciso destacar y agradecer el aporte de AIS Cultura (Artistas Independientes del Sur), en particular a Gustavo Di Tullio, por la organización de la parte artística del acto.

Cubrieron la actividad los siguientes medios: Canal 4, TV Comunitaria de Martínez; Clarín; Info Región; Agencia AUNO; Agencia Periodística Lanús; Diario del Sur del Gran Buenos Aires.

Agregar comentario

Los campos marcados con * son obligatorios. Tu email no será publicado