UN BUEN HOMENAJE PARA MARTÍN

Dirigida a Mabel Gagino, la directora de Derechos Humanos de Lanús, y a Oscar Castellucci, recibimos esta nota que decidimos publicar, porque es la mejor señal de lo que sembramos y de lo que queremos cosechar como homenaje y en memoria de Martín:

Estimados Mabel y Oscar:
El día 6-12-09 no pude concurrir al homenaje realizado en memoria de Martín, porque ese día se realizaba el acto eleccionario en el Club Lanús (donde trabajo); una vez terminado el mismo tuve que salir corriendo para la cancha, ya que también jugó el primer equipo, para realizar mi habitual tarea en el área de control de accesos. Por la noche, y a partir de las cero horas, se realizaria la jornada numero 28 de las denominadas “fiestas de egresados “en “Mi club” de la localidad de Banfield (mi otro trabajo). Como notarán, fue para mi una jornada agotadora. El punto, es que me molestó sobremanera no poder concurrir al acto por Martín, ya que al final de cuentas, habia aportado mi pequeño grano de arena para la realización del mismo (las reuniones con ustedes dos, la gestión con Ana Clement, las jornadas en la Universidad de Lanús del pasado mes de octubre, etc.).
El motivo de esta nota es para contarles que, si bien no pude participar de aquella jornada, mi homenaje para Martín lo realicé a mi manera. Hoy miércoles 30 de diciembre del 2009 acaban de terminar las extenuantes fiestas de egresados en mi lugar de trabajo, “Mi club”: fueron casi 46 días ya que comenzaron el 11-11-09 donde hubo, en ocasiones, hasta tres bailes por noche, ya que la capacidad del local lo permite, por donde han pasado casi 25.000 pibes de todos los colegios de zona sur, y hasta algunos de Capital Federal.
¿A qué me refiero cuando hablo de mi modesto homenaje? Con la cantidad de bailes y la cantidad de concurrentes ya descriptos, ningún pibe fue maltratado, ninguno discriminado…y, claro, tampoco ninguno fue golpeado. El 40 % de los controladores que trabajaron en los operativos de seguridad fueron reclutados de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), más precisamente, entre los alumnos de la Licenciatura en Seguridad Ciudadana (cuya directora es Ana Clement) y, la verdad, ¡me siento bien! y se los queria contar porque adhiero, sin dudar, a la causa por ustedes comenzada. Como verán, pueden contar conmigo como un eficaz colaborador.
No los molesto más, y me despido deseándoles que tengan un feliz año nuevo, y hasta cualquier momento!

PD: Oscar, en la medida de lo posible, le quería pedir una remera de la Asociación para mi hijo que también se llama Martín, un cariño grande!!!!

Atentamente Anibal Mario Oliver
(El autor de la nota trabaja como controlador de admisión y permanencia en el Club Lanús, y en la discoteca “Mi club”, de Banfield, es el responsable de la coordinación de quienes desempeñan esas tareas).

One comment
  1. Muy bien Aníbal, ojalá todos los argentinos cumpliéramos nuestro rol de ciudadanos con eficacia y responsabilidad, conociendo donde terminan nuestros derechos y donde comienzan los del otro. Por eso muchas veces, uno está presente, aunque no lo esté “físicamente”. ¡Saludos!!

Comments are closed.